AFECTADOS BANCO POPULAR


Irache ya ha recibido a más de 100 clientes del Banco Popular afectados por la compra de esta entidad por parte de Banco Santander.  

Buena parte de ellos son accionistas, titulares de deuda subordinada o de bonos contingentes convertibles, que han visto cómo han perdido todo el dinero invertido de la noche a la mañana. 

El pasado 7 de junio el Santander compró el Banco Popular por un euro. Es la primera intervención de este tipo que se da en la Unión Europea y llama la atención que la compra haya sido adjudicada a una entidad privada por una cantidad insignificante, para garantizar la supervivencia del sistema bancario. 

Como se ha indicado, las acciones del Banco Popular han pasado a no tener ningún valor. Es muy probable que sus titulares tengan que reclamar ante los tribunales si quieren intentar recuperar su dinero. 

En Irache ya se han dado los primeros pasos para defender a los afectados. Por el momento, ya se han admitido los recursos administrativos interpuestos en nombre de los asociados, ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea contra la decisión de la Junta Única de Resolución y ante la Audiencia Nacional contra la actuación del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria.

En función de cómo evolucionen los acontecimientos se valorará la posibilidad de iniciar acciones judiciales por vía civil.