ANULAR LA MATRICULA A LOS POCOS DIAS DE REALIZARLA


Una socia de Irache se matriculó en dos asignaturas de la licenciatura de Trabajo Social en la Universidad a Distancia porque estaba interesada en cursar esta carrera. Sin embargo, a los días de haber solicitado y pagado la matrícula, se dieron una serie de circunstancias personales que le impidieron cursar las asignaturas por lo que solicitó la cancelación de la matrícula, que fue admitida por las autoridades académicas. Acudió a Irache ya que había pagado 171 euros por una carrera que no podía cursar y, además de la decepción por no poder seguir adelante con sus estudios, la situación económica era muy ajustada y necesitaba recuperar el dinero invertido en los estudios. Desde esta Asociación se reclamó la devolución de la matrícula y se le devolvieron 141 euros, al excluir del total 29 euros en gastos de secretaría.