PARTICIPACIONES PREFERENTES


Irache está defendiendo a clientes que invirtieron sus ahorros, entre 20.000 y 40.000 euros, en participaciones preferentes.

En los últimos años se han recibido en Irache cientos de consultas por parte de personas que contrataron productos financieros complejos y de alto riesgo con varias entidades. Generalmente se trata de inversiones de entre veinte mil y cuarenta mil euros, que en muchos casos suponen todos los ahorros con los que contaban los consumidores, en muchos casos personas jubiladas.

Generalmente o no se ofreció al consumidor la información necesaria, o su perfil no era el adecuado, o incluso no se cumplió la firma de un test previo necesario para contratar estos productos. También se dio a entender que se podría recuperar el dinero sin problemas. Por el contrario, una de las características de estos productos es su limitada liquidez y algunos consumidores han perdido buena parte de la inversión efectuada. 

Desde Irache, se ha intentado mediar con las entidades para llegar a una solución pero en los casos en los que no ha sido posible, se está representando a los afectados ante los tribunales para demostrar que la contratación fue nula y ya se ha conseguido en algunos casos la devolución de todo el dinero invertido.