EL SEGURO NO RESPONDE


Un socio de "IRACHE" salió de su piso con su perro y entró en el ascensor con él. Cuando llegó a la planta baja, la puerta del ascensor se abrió y el perro, que estaba atado con una correa, salió rápidamente en dirección hacia la calle. El consumidor, que además de la correa llevaba unas bolsas, no pudo reaccionar a tiempo y la puerta del ascensor volvió a cerrarse. El ascensor comenzó a subir, pero al quedar atascada la correa del perro, se paró, y se averió. La Comunidad de Vecinos reclamó al consumidor la reparación de la avería del ascensor, que costaba 1369 euros. Nuestro asociado dio parte al seguro, pero el seguro le dijo que esa reparación no estaba cubierta. No conforme con esa decisión, el consumidor acudió a "Irache" para asesorarse. Allí se le solicitó que aportara la póliza de seguro. Revisada la póliza, se observó que el siniestro estaba cubierto, dentro de la garantía de responsabilidad civil. Desde "Irache" se efectuó una reclamación a la compañía de seguros, y finalmente, la compañía asumió el siniestro y pagó a nuestro asociado el importe de la reparación.