EN IBIZA CON LO PUESTO


Un matrimonio socio de Irache iba a pasar quince días de vacaciones en Ibiza. El viaje partía desde Bilbao y al llegar al aeropuerto ibicenco sólo estaba la maleta del hombre pero la de la mujer no aparecía. Rellenaron el Parte de Irregularidad de Equipaje y la maleta no apareció durante los quince días que estuvieron en la isla. Por ello, la mujer tuvo que comprar toda la ropa -bañadores, pantalones, camisas, cazadora- así como los enseres de aseo personal que necesitó durante su estancia en Ibiza. Al volver de las vacaciones, acudieron a Irache desde donde se exigió la compensación por la pérdida de la maleta y las compras efectuadas, para lo que se aportaron los tiques correspondientes. La compañía ingresó finalmente cuatrocientos euros en la cuenta de la asociada.