IRACHE ADVIERTE SOBRE SORTEOS DE VIAJES QUE SUPONEN UN PAGO PREVIO


La Asociación de Consumidores de Navarra Irache advierte sobre supuestos sorteos de viajes que suponen un pago previo al consumidor para poder acceder al paquete turístico. Varios ciudadanos han acudido a la Asociación por unas rifas en la que participaron recientemente en un stand de una feria turística celebrada en Navarra.

Viajes a Turquía y Canarias

Agentes comerciales invitaban a los visitantes a la feria a participar en los sorteos, que ofrecían estancias y circuitos turísticos de siete y ocho días en Turquía y Canarias, para lo que sólo había que rellenar el nombre y teléfono en un tríptico publicitario y depositarlo en una urna. Posteriormente, los consumidores recibieron un mensaje de texto o una llamada en el que les daban la enhorabuena porque habían resultado ganadores y se les invitaba a llamar a un número de teléfono para contratar el viaje.

Pago previo de 103 euros por persona no reembolsable

Cuando llamaron, se les informó de que tenían dos años para poder disfrutar de los viajes si confirmaban la reserva. Eso sí, para reservar esta posibilidad tenían que pagar la correspondiente reserva, 59 euros en un viaje y 44 euros para el otro por persona,  y para ello se les solicitó el número de tarjeta de crédito. En muchos casos se presionó a los consumidores para que confirmasen y diesen el número de su tarjeta de forma inmediata bajo el riesgo de perder el viaje, debido a las numerosas solicitudes existentes, según afirmaba el operador.

Los vuelos y las comidas no están incluidos en la promoción

Posteriormente, se señaló algunas de las condiciones de la contratación, que constaban en el tríptico que fue introducido en la urna para el sorteo pero que no siempre habían sido comunicadas verbalmente hasta ese momento. Entre ellas, que los viajes incluyen el alojamiento y un circuito turístico pero no los vuelos o las comidas, que deben ser contratados por el consumidor con su coste correspondiente. También indican que el importe de la reserva no es reembolsable, por lo que el consumidor, si no contrata finalmente el paquete turístico, perderá este dinero. En uno de los dos viajes se determina la obligatoriedad de pagar un seguro de viaje y el otro tendrá que realizarse necesariamente entre febrero y mayo o entre septiembre y noviembre.
Los consumidores se sienten engañados porque pensaron que estaba todo incluido y por la presión para pagar la reserva
Más allá de la legalidad de esta práctica, muchos consumidores se han sentido engañados ya que la existencia de un sorteo y el apremio con que invitan a hacer la reserva ha hecho que muchas personas hayan gastado doscientos euros por reservar un viaje que quizás no realicen.

Aunque la información estaba incluida en el folleto en el que el consumidor entregó sus datos en un primer momento, hubo muchas personas que, persuadidos por los agentes comerciales, participaron en el sorteo y, posteriormente hicieron la reserva, sin conocer algunas de las condiciones, sustanciales, de esta promoción. Algunos afectados pensaron que todo era gratuito y descubrieron sólo después de haber hecho la reserva que tenían que pagar los vuelos y las comidas o que el viaje estaba limitado a unos meses del año.

No facilitar los datos hasta estar seguro de las condiciones

En este sentido, desde Irache se recomienda a los consumidores que sean cautos ante los sorteos o promociones turísticas en las que pueden participar y que no faciliten sus datos hasta que conozcan las condiciones de la oferta. Para ello, no es recomendable dejarse llevar por las prisas o el entusiasmo que en ocasiones transmiten los agentes comerciales, ya que pueden llevar a que el consumidor se vincule a ofertas que no le interesan o que pague cargos que no podrá recuperar.