IRACHE CONSIDERA NECESARIO FACILITAR EL ACCESO A LA VIVIENDA


La mayor parte de los jóvenes navarros optan hoy en día por vivir en un piso de alquiler antes que comprar una casa, según muestra una encuesta encargada a Cíes por la Asociación de Consumidores de Navarra Irache. En concreto, el 70% de los menores de 30 años prefiere el arrendamiento.Sin embargo, conforme avanza la edad comienzan a optar mayoritariamente por la adquisición en propiedad de un inmueble.

Así,  tres de cada cuatro personas de entre 30 y 45 años prefieren la compra de vivienda antes que el alquiler, y entre los encuestados de entre 46 y 65 años, el 50% opta por la compra frente al 25% que elige el alquiler -el otro 25% no se pronuncia-. En términos totales, las opciones de compra y de alquiler obtienen el mismo porcentaje de apoyo por parte de la ciudadanía, un 45% cada una de ellas.

El 53% cree que es una solución

El 53% de los entrevistados cree que el alquiler es una solución al problema de la vivienda, por un 29% que piensa que es una solución temporal y un 17% que considera que no es una solución.

28.000 personas necesitan una vivienda

El 6% de los encuestados dice que necesita una vivienda actualmente. Si extrapolamos los datos a la población navarra, serían unos 28.000 personas las que demandan un piso actualmente en la Comunidad -el número de pisos sería menor, ya que muchas de las personas quieren convivir en pareja-. Entre los más jóvenes -menores de treinta- la necesidad de vivienda llega hasta el 17%, ocho puntos más que el año pasado. Por su parte, el 58% de las personas entre 30 y 45 años ya han comprado vivienda en los últimos diez años.
La gran mayoría de las personas que necesitan actualmente vivienda pero no la tienen carecen de ellas por falta de ingresos: el 54% por motivos económicos y el 27% por su situación laboral.

Irache cree que hay que facilitar el acceso a la vivienda

Irache considera necesario que la Administración facilite el acceso de los más jóvenes a la vivienda. Para ello, la Asociación entiende que el régimen del alquiler puede permitir que este segmento poblacional, generalmente en una situación laboral inestable y con unos ingresos bajos, pueda independizarse aun sin contar con el capital necesario para comprar una vivienda.

Rentas asequibles

En este sentido, entendemos que debería promoverse un alquiler con unas rentas asequibles, sobre todo para los más jóvenes. No parece tener mucho sentido que algunas rentas de alquiler supongan un pago mensual tan costoso como el préstamo de una vivienda en propiedad.

Alquiler con opción a compra

Asimismo, el alquiler con opción a compra puede permitir a las personas con ingresos más limitados optar por una vivienda arrendada más adecuada a su situación económica actual y, si en un futuro su posición laboral o económica mejora, pueda obtener el piso en propiedad sin perder por ello los pagos realizados desde que comenzó a habitarla.

Equilibrio normativo

Al mismo tiempo, sería conveniente conseguir un equilibrio normativo que ofrezca seguridad tanto a propietarios como inquilinos a la hora de poner y ocupar un piso en alquiler, de forma que se diesen las garantías necesarias para que no hubiese temor a posibles impagos, daños en la vivienda o ejecución de fianzas o avales de forma injustificada.