IRACHE CREA UN NUEVO SERVICIO PARA EVITAR DESAHUCIOS


La Asociación de Consumidores de Navarra Irache ha creado un nuevo servicio para ayudar a las personas que pueden ser desahuciadas de sus casas. Esta organización considera que existe margen de actuación para reducir el número de personas que pierden su vivienda frente al banco.

Más de trescientos en el primer semestre

Una de las consecuencias más dramáticas de la crisis económica actual ha sido el aumento del número de desahucios. Muchos hogares han visto como sus miembros han caído en el desempleo y sus ingresos han caído notablemente. Ello ha hecho que, en algunos casos, las familias no hayan podido afrontar los pagos de la cuota hipotecaria. A consecuencia del impago, la entidad bancaria ha ejecutado la hipoteca y la familia ha sido expulsada de la vivienda, en ocasiones sin ningún sitio al que ir y con deudas de miles de euros con el banco. En el primer semestre del año, 308 hogares navarros sufrieron el drama de ser echados de su casa -41.595 en España-.

Aprovechar la experiencia en mediación con entidades bancarias

Irache lleva años recibiendo a personas que presentan dudas o problemas acerca de los productos bancarios, en general, y especialmente de los préstamos hipotecarios. En muchos de estos casos, los asesores de la Asociación han mediado con la entidad en representación de los asociados y han logrado llegar a situaciones satisfactorias para el consumidor.
Los casos son muy variados, desde asesoramientos sobre préstamos hipotecarios, cálculos de la cuota, fórmulas para abaratarla, novaciones, asesoramiento sobre bonificaciones, seguros vinculados, swaps o suelos hipotecarios. Entre estos casos, también ha habido personas preocupadas porque no podían pagar su hipoteca y se veían amenazadas por un hipotético desahucio.

Dos técnicos atenderán a los afectados

En Irache se ha realizado, en primer lugar, una labor de asesoramiento, en el sentido de estudiar detenidamente las condiciones concretas del préstamo bancario, explicar la situación real y las opciones de actuación que existen para el consumidor. A partir de ahí, y en función de las indicaciones del afectado, se ha llevado a cabo una labor de mediación con el banco para tratar de llegar a un acuerdo aceptable para ambas partes.
Dada la persistencia de los casos de desahucios en Navarra y aprovechando la experiencia adquirida por Irache a lo largo de los años en la negociación con las entidades bancarias, se ha decidido ofrecer un servicio específico para los afectados por las ejecuciones hipotecarias, que coordinarán dos técnicos de la Asociación con experiencia en este tipo de situaciones.