IRACHE DEFIENDE A MAS DE 70 AFECTADOS POR LAS PARTICIPACIONES DE EROSKI Y FAGOR


La Asociación de Consumidores de Navarra está defendiendo los intereses de más de setenta personas que invirtieron miles de euros en aportaciones financieras subordinadas de Fagor o Eroski a través de sus bancos. Técnicos de la Asociación están contactando y mediando con las entidades financieras para tratar de llegar a una solución satisfactoria para los afectados. Si no es así, se están estudiando la viabilidad judicial y, si es posible, se están llevando los casos ante los tribunales.

Algunos bancos han convencido durante estos años a clientes para invertir sus ahorros -desde tres mil hasta cerca de treinta mil en algún caso- en productos complejos, como las aportaciones financieras subordinadas. En muchos casos se les aseguró que la inversión daba una alta y segura rentabilidad, por lo que muchos clientes destinaron buena parte de sus ahorros a estos productos.

Riesgo de perder capital

Sin embargo, a algunos de estos clientes no se le informó de que era un producto a perpetuidad y que no podrían recuperar la inversión sin riesgo de perder parte del capital hasta cumplirse el vencimiento del producto y que, en todo caso, la amortización anticipada de la inversión era potestad del emisor.

Algunas de estas participaciones subordinadas eran de la empresa Fagor y, debido a la difícil situación que atraviesa, en los últimos meses se han recibido a varias personas preocupadas por saber qué pasará con sus ahorros.

No cumplían el perfil

Además de la omisión de estos datos fundamentales, hubo entidades financieras que  ofrecieron el producto a personas que no cumplían con el perfil ya que no tenían formación ni experiencia financiera o que no cumplieron con los requisitos establecidos para comercializar este tipo de productos complejos.
Irache ya está representando a más de setenta asociados que invirtieron miles de euros en estas inversiones. En algunos casos se está negociando con las entidades bancarias y, en otros, si no hay respuesta satisfactoria por parte del banco, se está llevando los casos a los tribunales.

Reclamación individual o colectiva

En ocasiones, las gestiones se están llevando de forma individual; en los casos en los que las aportaciones se contrataron en una misma entidad, se están llevando reuniones con varios socios para valorar la concurrencia de similares circunstancias y poder representar a los asociados de forma colectiva.

Una pareja ha recibido 28.592 euros

Cuando la vía extrajudicial no da fruto, se está llevando el caso ante los jueces. Es el caso de una pareja que destinó veinticuatro mil euros a participaciones financieras subordinadas de Fagor a través de su entidad bancaria. Tiempo después, al darse cuenta de las características de la inversión, acudieron a Irache. Tras estudiar el caso, desde la Asociación se trató de contactar con el banco y se realizaron varias reclamaciones para conocer las circunstancias de la contratación del producto.

Tras no obtener una respuesta satisfactoria por parte del banco, los afectados decidieron llevar el caso a juicio y así reclamar la nulidad del contrato y, con ello, la devolución del capital invertido más una indemnización por daños.
La entidad bancaria se allanó y aceptó lo reclamado por los clientes por lo que finalmente tuvo que devolver los 24.598 euros de capital invertido más 3.994 euros por los perjuicios sufridos por los consumidores.