IRACHE DEMANDA POR LA CLAUSULA SUELO A CAJA ESPAÑA


La Asociación de Consumidores de Navarra Irache ha demandado a Caja España por los préstamos hipotecarios con cláusula suelo que concedió a 26 familias, ante la nula disposición de esta entidad a negociar y poder alcanzar un acuerdo sin tener que llegar a los tribunales. Precisamente este banco ha sido condenado a pagar más de 20.000 euros a un asociado de Irache con quien contrató aportaciones preferentes y obligaciones subordinadas.

26 socios afectados con suelos de hasta el 3,5%

Irache ha interpuesto una demanda en representación de 26 socios que firmaron hipotecas con Caja España para afrontar la compra de sus viviendas, préstamos que incluían las llamadas cláusulas suelo, por las que se determina un límite del que no puede bajar la cuota hipotecaria a pagar. Las cláusulas suelo de estos préstamos oscilan entre 2% y 3,5% y han podido suponer pérdidas para los afectados de entre 4.000 y 5.000 euros.

La entidad no respondió a las reclamaciones

Los afectados fueron llegando a Irache para exponer su problema cuando se fueron dando cuenta de que su cuota no se correspondía con la bajada del Euribor. Los asesores jurídicos se pusieron en contacto con la entidad para negociar y tratar de llegar a una solución satisfactoria para el consumidor. Lamentablemente, se dio una actitud de nula colaboración por parte de los responsables de Caja España, que no dieron respuesta a las gestiones llevadas a cabo por los técnicos de la Asociación.

Demanda que pide la nulidad de las cláusulas suelo

Dada esta situación, desde Irache se ha interpuesto una demanda conjunta en representación de los afectados para solicitar la nulidad de estas cláusulas suelo por falta de transparencia informativa en la comercialización de los préstamos suscritos y, en consecuencia, la devolución de las cantidades que corresponda en cada caso.


Una asociada recupera 21.937 euros que invirtió en participaciones preferentes y obligaciones subordinadas


Por otro lado, Irache ha ganado en primera instancia un juicio de 21.937 euros en representación de una asociada que adquirió aportaciones preferentes y obligaciones subordinadas por valor de 25.000 euros en Caja España.
El juez ha declarado nulas ambas órdenes de compra y ha obligado a devolver a la clienta el importe de estas inversiones, una vez restado los rendimientos que habían generado durante estos años, de 3.062 euros. La socia de Irache adquirió un paquete de participaciones preferentes por valor de 8.000 y otro paquete de obligaciones subordinadas por valor de 17.000 euros.

No se proporcionó información suficiente

El juez ha considerado demostrado que “no se proporcionó a la actora la información suficiente, sólo un información genérica, cuando no errónea” y que “a los clientes sólo se les transmitía, en algún caso por indicación de la propia entidad demandada, los aspectos más favorables de la inversión”.
Considera la sentencia que se privó a la consumidora de conocer los perjuicios que podría tener de suscribir tales contratos ni se le informó sobre el coste aproximado que podría suponer la cancelación anticipada de los contratos. Entiende el juez que el banco “abusó de la confianza e inexperiencia” de la clienta.