IRACHE EDITA UN DECALOGO CON LOS PRINCIPALES PROBLEMAS DEL 2017


Los servicios de pago telefónicos, los cambios de luz, los gastos de la hipoteca o cobertura de seguros, entre las cuestiones más repetidas 

1 – SERVICIOS TELEFÓNICOS DE PAGO.

Ha sido muy habitual el pasado año recibir a personas que en su factura telefónica han descubierto cobros a su entender injustificados. Si se trata de números de tarificación adicional, los cobros suelen ser más altos -se han visto facturas de hasta 250 euros- y el consumidor se da cuenta antes. Sin embargo, cuando no es así, en ocasiones no son tarifas exageradas pero sí continuas y en ocasiones al cliente le cuesta más tiempo detectar el cobro. Lo más habitual es que el consumidor no sea consciente de haber dado de alta el servicio pero es importante darlo de baja cuanto antes para que no sigan cobrando.

2  – SUELO Y GASTOS HIPOTECARIOS.

Junto a la cláusula suelo, muchas personas han acudido a Irache para que se revise su préstamo hipotecario y saber si pueden reclamar la devolución de los gastos de constitución de la hipoteca. Como es sabido, el Tribunal Supremo declaró la nulidad de las cláusulas que hacían recaer todos estos gastos sobre el consumidor. Ahora, se están sucediendo sentencias en las que los jueces están dictaminando sobre esta cuestión. En Navarra, el juzgado especializado está declarando nulo el cobro de parte de estos gastos, como los de gestoría, registro y notaría, que suponen devoluciones de cientos de euros para los afectados.

3 – ME CAMBIO DE COMPAÑÍA DE LUZ SIN QUERER HACERLO.

Llaman a la puerta y una persona, muy simpática, me dice que es de mi compañía de luz  y que tiene que comprobar una cuestión, un mero trámite. Un mes más tarde descubro que me he cambiado de suministradora y que ahora la luz me sale más cara. Situaciones similares se han repetido durante el último año en Irache. Otras veces saben que han firmado un contrato pero las condiciones no son las que les prometió el comercial. La cuestión es que muchas personas, un tiempo después, se dan cuenta de que no están de acuerdo con el contrato de luz o gas que tienen. Sin embargo, hay unos gastos, como muchos servicios vinculados y que pueden superar los cien euros al mes, que tendrán que pagar durante un año aunque vuelvan a cambiar de compañía. 

4- PROBLEMAS CON EL COCHE DE SEGUNDA MANO

Han llegado a Irache muchos compradores de segunda mano. Generalmente, han descubierto problemas en el coche que no conocían, que han podido suponer reparaciones de más de 2.000 euros, y quieren saber qué pueden hacer. En estos casos, la situación cambia si lo han comprado a otro particular o en un establecimiento. Si es el primero de los casos, habrá que demostrar que hay vicios ocultos, es decir, que en el momento de la venta existía algún defecto que se conocía y no se comunicó, lo que no suele resultar sencillo. Si se compra en un establecimiento, habrá que estudiarlo desde la garantía de bienes de consumo.

5- EL SEGURO NO CUBRE.

Sufro una fuga de agua en mi cocina. Estoy tranquilo, llamo al seguro, pero me dicen que no me cubre porque es un problema de comunidad. O tengo un golpe con el coche y mi aseguradora no se hace cargo porque ha sido fuera de España. Unas de las quejas más repetidas en la Asociación es el desacuerdo con las coberturas de las aseguradoras. A veces, porque se desentiende y otras porque el socio considera muy baja la indemnización propuesta. En cualquier caso, habrá que mirar la póliza o acudir a un peritaje independiente para resolver el problema. 

6 - EL VUELO SALE UN DÍA DESPUÉS.

Se han dado con mucha frecuencia problemas por cancelaciones y, sobre todo, retrasos de horas en la salida de vuelos, especialmente en época de vacaciones. A veces, se trata de vuelos independientes y otras veces de billetes contratados en el conjunto de un  viaje organizado. En algún caso, el retraso se sumó a un desvío en el destino, lo que hizo que finalmente los viajeros llegaran dieciséis horas más tarde de lo previsto en el programa. La jurisprudencia europea reconoce compensaciones de entre 250 y 600 euros en función de la distancia y el origen del vuelo.

7 – LA PÁGINA WEB NO ES LO QUE PARECÍA.

Han acudido muchas personas porque han tenido problemas al comprar en internet. En muchas ocasiones, el problema es que el producto no es exactamente lo que había visto el cliente en la web. Otras, porque el producto tarda en llegar. Y hay otras veces en que el producto no llega nunca: han llegado varias personas que han querido comprar teléfonos móviles, por los que han pagado 700 euros, u otros productos en supuestas páginas del extranjero, porque han encontrado precios muy atractivos. Sin embargo, una vez que ya han abonado el precio pactado, el producto no llega y no pueden dar ni con la supuesta tienda ni con ningún responsable. 

8.- MÓVILES QUE SE ESTROPEAN.

 Se han repetido las visitas a la Asociación de personas a las que se les ha estropeado el teléfono móvil. Generalmente, se quejan porque el terminal está en periodo de garantía pero la vendedora no se hace cargo. En ocasiones el gasto de la reparación puede superar los doscientos euros. Muy habitualmente, la  compañía alega que el defecto se debe a un golpe o una humedad provocada por el consumidor. Si el cliente no paga, no le devuelven el teléfono. Otras veces, le incluyen el coste en la siguiente factura telefónica e incluso se han visto casos en que el cliente ha recibido el terminal con daos que antes no tenía. Pero, en cualquier caso, los consumidores se ven muy desprotegidos. 

9- ME ARREGLAN EL LAVAVAJILLAS Y SIGUE CON PROBLEMAS

Acuden continuamente a la Asociación personas con problemas por reparaciones a domicilio de electrodomésticos. Generalmente, la lavadora, el lavavajillas o el frigorífico se avería y llaman a un técnico para que lo arregle. Sin embargo, el problema sigue sin solucionarse o incluso surgen otros nuevos pero el técnico no acude o cobra íntegra la nueva reparación porque entiende que no tienen ninguna responsabilidad en el mal funcionamiento del aparato. En principio, las reparaciones cuentan con tres meses de garantía. Otras veces las quejas vienen por facturas que se entienden exageradas o porque el consumidor entiende que le está atendiendo el servicio oficial de marca cuando no es así. 

10- FACTURAS MUY ALTAS 

Sin duda, la principal razón por la que las personas acuden a la Asociación es porque piensan que les están cobrando de más. Ya sea en telefonía, en luz, en el seguro o en el banco, piensan que los recibos, ya sea por servicio, suministro, prima o comisión, son exagerados. En prácticamente todos los casos hay que acudir al contrato y ver qué condiciones se han pactado entre las partes y si la factura responde a ellas. Se suele recomendar prudencia con la devolución de recibos por las consecuencias que pueden tener.