IRACHE EDITA UNA GUIA DE ALQUILERES


La Asociación de Consumidores de Navarra Irache ha editado un decálogo con las principales cuestiones a tener en cuenta a la hora de alquilar un piso. Esta guía quiere servir de orientación básica para las personas que pueden estar interesadas en el arrendamiento, tanto propietarios como inquilinos. Con la última reforma de la normativa, publicada en junio, han aumentado las consultas recibidas sobre alquileres, que en el último mes han sumado más de trescientas. Junto a las dudas acerca del cambio de la ley, han llegado numerosas cuestiones sobre el certificado de eficiencia energética, documento con el que deben contar desde junio todas las viviendas que se pongan en alquiler.

El alquiler de vivienda dura tres años si el inquilino no se quiere ir

Por su parte, entre las principales novedades incluidas en la reforma de la ley cabe destacar que, a partir de ahora, los alquileres de vivienda durarán, por defecto, tres años -por los cinco determinados antes de la modificación-. Es decir, si el inquilino no renuncia, podrá estar tres años en el piso. A partir de ese momento, si ni el inquilino ni el propietario comunican su intención de dar por concluido el alquiler, éste durará un año más. En cualquier caso, se pueden firmar contratos de temporada por menos tiempo siempre que se determine el motivo del arrendamiento y que los inquilinos tengan otro domicilio habitual, una modalidad muy útil para alquilar pisos a estudiantes, por ejemplo.

Hay que poner una fianza mínima de una renta mensual

El inquilino debe poner una fianza mínima equivalente a una renta mensual, más allá de que en el contrato se pueda acordar cualquier otra garantía adicional. Además, el inquilino podrá desistir del contrato, una vez hayan transcurrido al menos seis meses, siempre que se lo comunique al arrendador con treinta días de antelación. Las partes podrán acordar que para el caso de desistimiento, el inquilino tenga que pagar una indemnización de una mensualidad de renta en vigor por cada año del contrato que reste por cumplir. Los periodos de tiempo inferiores al año darán lugar a la parte proporcional de la indemnización.

Si no se pacta, la renta se actualiza con el IPC

Si no se pacta ninguna actualización de la renta por cada periodo anual, ésta se realizará en función del IPC. Salvo pacto en contrario, el pago de la renta es mensual y debe hacerse dentro de los siete primeros días de mes.
El pago de los arreglos, según su naturaleza
Como norma general, las reparaciones necesarias para mantener la vivienda en condiciones de habitabilidad  irán a cargo del propietario mientras que las pequeñas reparaciones que exija el desgaste por el uso ordinario del inmueble correrán por cuenta del inquilino. Este punto suele dar lugar a conflictos por determinar quién debe pagar los arreglos.

Cambio de titular en los contratos de suministro

En muchas ocasiones, el propietario no cambia la titularidad de los contratos de suministro porque se fía de la persona que va a vivir en su piso. Sin embargo, es recomendable hacerlo puesto que así, en caso de que haya problemas de pago, es responsabilidad del inquilino tener al día las facturas. Por otro lado, conviene concretar quién se hará cargo del pago de la cuota de la comunidad de vecinos, que en principio es responsabilidad del propietario del inmueble.
Los propietarios de viviendas en alquiler deben contar desde abril con el certificado de eficiencia energética
Esto obligará a la mayor parte de los propietarios a tener que desembolsar entre doscientos y cuatrocientos euros por contar con este documento, que en principio es válido por diez años.
La realización del certificado se puede encargar a arquitectos o ingenieros. Quien desee comprar o alquilar un edificio o parte del mismo tiene derecho a ver el certificado, a no ser que la vivienda tenga menos de 50 metros cuadrados o el alquiler vaya a durar menos de cuatro meses.