IRACHE RECIBE DECENAS DE RECLAMACIONES DE AFECTADOS POR LA COMPRA DEL POPULAR


La Asociación de Consumidores de Navarra Irache ya ha recibido en dos semanas a decenas de clientes del Banco Popular afectados por la compra de esta entidad por parte de Banco Santander.

Cuentas y depósitos, garantizados hasta los 100.000 euros

Algunos de ellos tienen cuentas corrientes o depósitos en la entidad absorbida. En principio, estas personas no corren riesgos de perder sus ahorros. Además, tienen asegurados hasta 100.000 euros por el Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito.
Las personas que tienen créditos o préstamos hipotecarios con el Popular, parece ser que mantendrán las mismas condiciones, ahora con el Santander.

Los accionistas han perdido toda la inversión

Pero otros son accionistas, titulares de deuda subordinada o de bonos contingentes convertibles, que han visto cómo han perdido todo el dinero invertido de la noche a la mañana.

El Santander compró el Popular por un euro

El pasado 7 de junio el Santander compró el Banco Popular por un euro. Es la primera intervención de este tipo que se da en la Unión Europea y llama la atención que la compra haya sido adjudicada a una entidad privada por una cantidad insignificante, para garantizar la supervivencia del sistema bancario.
Además, parece que el Santander tiene que hacer ahora una ampliación de capital de siete mil millones para cubrir el agujero existente.

Es probable que haya que ir a los tribunales para recuperar la inversión

Como se ha indicado, las acciones del Banco Popular han pasado a no tener ningún valor. Es muy probable que sus titulares tengan que reclamar ante los tribunales si quieren intentar recuperar su dinero. En Irache ya se está trabajando para preparar la defensa de los afectados que acudan a la Asociación.

Determinar si la información reflejaba la situación real del banco

Sin duda, los responsables de la entidad comprada tendrán que aclarar cómo pueden explicar a los accionistas que un banco con cuentas aprobadas y aparentemente solventes haya generado semejante pérdida. Determinar si la información facilitada era fiel a la realidad del banco o no puede ser clave para poder recuperar la inversión.

Inquietud de afectados por cláusulas suelo o gastos hipotecarios

También han llamado a Irache personas que tenían hipotecas con cláusula suelo con el Banco Popular y otros que han querido reclamar los gastos hipotecarios con esta entidad. Se mostraban inquietos por si les podía afectar de alguna manera los últimos acontecimientos, si bien en principio no parece que vaya a tener repercusión sobre estas cuestiones.