IRACHE SOLICITA A CONSUMO QUE VIGILE EL CUMPLIMIENTO DE LA NORMATIVA EN REBAJAS


La Asociación de Consumidores de Navarra Irache solicita a Consumo que vigile el cumplimiento de la normativa durante el periodo de rebajas. Según una encuesta encargada por la Asociación, el 32% considera que durante este periodo no se cumple la regulación del sector. 

Irache considera que es fundamental que durante el periodo de rebajas los consumidores estén amparados por todos sus derechos, al igual que el resto del año, y por ello considera necesario que el servicio de Consumo, que tiene la competencia en control e inspección, se asegure de que los comercios cumplen todos los preceptos legales en su actividad durante estas promociones.

No siempre pone los dos precios

Entre otras cuestiones a supervisar, es que en las prendas rebajadas se exhibe el doble etiquetado, en el que se indica el precio ordinario de la prenda y el de promoción. Así, el cliente puede valorar el descuento aplicado. Lamentablemente, a Irache llegan en época de rebajas quejas porque algunos comercios no siempre ponen los dos precios y, en alguna ocasión, porque no le han cobrado el precio rebajado sino el anterior.
 
No puede haber prendas defectuosas

En el mismo sentido, hay que recordar que no se pueden ponerse a la venta como productos rebajados aquellas prendas que tienen algún desperfecto o no están en buen estado. Las rebajas nunca pueden referirse a artículos con defectos y queda “especialmente” prohibido  ofertar como rebajados artículos deteriorados.
Si un ciudadano ve que el vestido tiene un descosido, puede reclamar su sustitución o, en su defecto, la devolución del dinero, en función de la normativa sobre garantías, que ampara al ciudadano en rebajas al igual que el resto del año. Eso sí, para ello es fundamental que el cliente conserve la factura y que el defecto existiese desde el momento de la compra.
 
Deben constar en la oferta ordinaria un mes antes

Tampoco pueden ofrecerse como rebajas los artículos obsoletos o que no hubieran formado parte de la oferta habitual de las ventas del establecimiento el mes anterior al inicio de la época de rebajas. Por tanto, convendría inspeccionar que no se ponen como rebajas, por ejemplo, prendas de años anteriores que no pudieron ser vendidas y que ahora se sacan al escaparate para utilizar el gancho de las rebajas y poder venderlas.

Los vales, según sus condiciones

Otras cuestiones a controlar es que aquellos comercios que anuncian la posibilidad del pago con tarjeta admiten siempre esta posibilidad o la correcta aplicación de los vales de devolución. En estos casos, el consumidor debe tener presente que es una oferta exclusiva del comercio en cuestión y que las condiciones o fechas de validez son las que están recogidas en el vale. En este sentido, cabe recordar nuevamente que si la prenda es defectuosa, el cliente tiene derecho a que le den una nueva en perfecto estado o que le devuelvan el dinero y no está obligado a aceptar a cambio ningún vale.