PÉRDIDA DE EQUIPAJE


La maleta de nuestra asociada se extravió en el vuelo para volver de Australia, donde había estado junto a su pareja en la luna de miel. En un primer momento, la compañía aérea ofreció una cantidad compensatoria de 543,90 euros. Sin embargo, la afectada no aceptó esta indemnización, asesorada por Irache, ya que el perjuicio económico era bastante elevado: había que tener en cuenta el contenido de la maleta, en el que había objetos de aseo personal, medicamentos así como gran parte de la ropa utilizada durante el viaje de novios por nuestra socia; la afectada fue a Madrid para buscar su maleta y comprobó que no era la suya ya que en la compañía se habían cogidos datos erróneos de la misma; las llamadas realizadas al 902 para intentar localizar la maleta.

Ante la respuesta efectuada desde esta asociación a su primera oferta económica, finalmente la compañía aérea ofreció, teniendo en cuenta todas las circunstancias presentadas por esta asociación en representación de nuestra socia, la cantidad de 1.155 euros que fue aceptada por la afectada