ROBO DE TARJETA DE CREDITO EN CANARIAS


Un ciudadano italiano se encontraba de vacaciones en Canarias cuando le sustrajeron la tarjeta de crédito. En cuanto se dio cuenta del robo, puso una denuncia en la Policía. Unos días después descubrió que le habían dejado la cuenta a cero y posteriormente recibió una carta en la que le reclamaban 1.200 euros más. Posteriormente, la persona vino a vivir a Pamplona y, como aún no se había solucionado el tema, acudió a Irache con la correspondiente denuncia policial y los justificantes de las cuentas bancarias. Desde la Asociación se reclamó la devolución de los 3.000 euros y la entidad accedió.