TELÉFONO MÓVIL Y DEVOLUCIÓN DE 2.600 EUROS


Nuestra asociada, que sufre discapacidad de sordera, contrató durante el mes de mayo de 2.006 un teléfono móvil para contactar mediante mensajes con sus familiares y amigos. Al darle de alta, le  asignaron por error la cuota de un contrato de empresa por un importe de 120 euros más IVA al mes. Nuestra asociada, cuando se dio cuenta del error, no podía reclamar debido a sus discapacidad, puesto que no podía ponerse en contacto telefónicamente con la operadora y a su hermana posteriormente no le hacían caso a las reclamaciones. Durante el año 2.008 acudió a las oficinas de Irache donde finalmente se ha realizado la reclamación devolviéndole el importe abonado durante más de 2 años de contrato, así como la última factura telefónica que contenía llamadas telefónicas que ella no podía haber realizado al estar sorda. En total le han devuelto un importe de 2.621,46 euros.