TRES DE CADA CUATRO NAVARROS IGNORA QUE TARIFA DE LA LUZ TIENE


El 76% de los ciudadanos ignora qué contrato eléctrico tiene, según muestra una encuesta encargada a Cíes por la Asociación de Consumidores de Navarra Irache. Aunque el 78% de la población sabe que existe un mercado liberalizado, casi la misma proporción de personas no sabe si cuenta con una tarifa pública o una tarifa libre.

Diferencias de coste anual de hasta 370 euros

Este desconocimiento hace que los clientes no sepan si el recibo de la luz se ajusta a su contrato o no y, obviamente, amplía las posibilidades de que se produzcan errores o abusos, ya que el consumidor no los detectará. Además, la diferencia de gasto para una familia puede ser muy notable. Según el comparador de la Comisión Nacional de los Mercado y la Competencia, la diferencia de coste entre un contrato y otro para una casa con una potencia de 3,30 kW con un consumo anual de 3.000 kWh, podría superar los 370 euros al año, por ejemplo.

Irache aconseja a los ciudadanos que, antes de firmar cualquier modificación o nuevo contrato de luz o dar su aprobación telefónica, pidan una copia del contrato por escrito y no lo firmen hasta haberse asesorado convenientemente y comprendan qué condiciones y pagos están aceptando.

El 6 % de los ciudadanos ha recibido una visita comercial en su casa

Casi la mitad -48%- de los que cuentan con un contrato de luz del mercado libre lo firmaron tras recibir una visita a domicilio de un agente comercial, lo que supone un 6% de la población. El 30% de ellos lo firmó tras tomar el propio consumidor la iniciativa para hacerlo y un 9% recibió una llamada telefónica de la compañía.
Con el aumento de la competencia en el mercado de la luz, algunos agentes comerciales han adoptado estrategias más agresivas y menos transparentes para conseguir nuevos clientes. La más habitual es la de ofrecer descuentos. Sin embargo, en muchas ocasiones los consumidores ven que la rebaja no era tan amplia ya que sólo se refería, por ejemplo, al término fijo de la luz y el abaratamiento es considerablemente menor. En otras ocasiones,  las ofertas tienen una duración limitada que no siempre queda clara al contratar por lo que, pasado unos meses o el año, el consumidor comprueba que las supuestas ventajas han desaparecido.

Servicios vinculados que pueden costar cien euros al año

Otros aspectos con los que suelen contar muchos contratos libres del mercado de la luz son los servicios vinculados, como los de mantenimiento, urgencias o protección de pagos, en ocasiones necesarios para conseguir los descuentos que ofrecen las compañías. Muchas personas afirman que no sabían que habían contratado estos servicios, por los que pueden acabar pagando más de cien euros al año, sin entrar a valorar su conveniencia o calidad.
Por otro lado, a pesar de que buena parte de los comerciales aseguran que en cualquier momento el consumidor podrá cambiar de compañía, algunos contratos están incluyendo unas discutibles cláusulas de permanencia de hasta 60 euros en caso de que no se cumpla el año de contrato.

Falta de transparencia al comercializar contratos de luz

Estos son sólo algunos de los ejemplos que muestran la falta de transparencia que se da en la oferta de los contratos de luz, lo que hace que muchas personas no sepan qué firman, si tienen un contrato de último recurso o de libre mercado, qué tarifas se les aplica, si tienen servicios vinculados o cuánto dura el contrato y cómo pueden cambiar a otra compañía.
Desde Irache se considera que se debe ser más exigente con la información facilitada al vender contratos de luz y se debe buscar en todo momento que los consumidores, antes de contratar, entiendan a qué se están comprometiendo.

No acepte ni firme ofertas en un primer momento

En cualquier caso, desde la Asociación se proponen las siguientes pautas a tener en cuenta a la hora de contratar la luz:
- Como pauta general, no es conveniente aceptar ofertas por vía telefónica.
- No firme nada en el momento. Es mejor darse un tiempo y asesorarse que dejarse apremiar por la prisa del agente comercial.
- No tenga reparo en pedir explicaciones. El sector eléctrico puede resultar muy confuso por lo que conviene solicitar todas las explicaciones necesarias.
- Estudie detenidamente las ofertas y no tenga prisa. Son contratos de duración, cuando menos, anual, por lo que compensa tomarse unos días para decidirlo. Es conveniente asesorarse con profesionales.
- Si ha contratado, solicite las condiciones por escrito y conserve la copia del contrato.