UN 15% DE LOS NAVARROS COMPRARA COCHE EN LOS DOS PROXIMOS AÑOS


Un 15% de los ciudadanos tiene pensado comprar coche en los dos próximos años, según una encuesta de la Asociación de Consumidores de Navarra Irache. Casi la mitad de ellos comprará un vehículo de segunda mano, una opción que, entre los jóvenes es predominante, ya que por cada uno que adquirirá un coche nuevo, tres elegirán uno que ya ha sido usado.

Los usados, con precios más asequibles

En el primer trimestre de este año, las ventas de coches usados en Navarra crecieron un 7,3%  respecto al año anterior y sumaron 6.680 compras. Y es que el precio de un coche de segunda mano puede resultar más accesible para aquellas personas que no pueden permitirse comprar uno nuevo, como sucede a buena parte de los jóvenes.
En estos casos, Irache recomienda que, antes de comprar el coche, se haga una revisión independiente y rigurosa. Así se podrá comprobar el estado real del vehículo.

Se trata de evitar que, al poco tiempo de conducirlo, el comprador se dé cuenta de que le han vendido el turismo con defectos que no conocía. En algunos casos han podido suponer para el comprador sobrecostes de cientos o incluso miles de euros.

El vendedor niega su responsabilidad

Cuando se dan estas situaciones, el afectado se siente engañado y entiende que es el vendedor el que tiene que hacerse cargo de la reparación pertinente. Sin embargo, no siempre es sencillo porque en ocasiones el vendedor niega su responsabilidad y afirma que el daño se ha producido con posterioridad a la venta.
Problemas de motor, cuentakilómetros, accesorios, ruedas…
Por ejemplo, a los pocos días de comprar el coche, el conductor percibe un sonido extraño al arrancar y al llevar el coche al taller le dicen que hay un problema con el motor y que la reparación no bajará de los quinientos euros de coste.
Otras veces, el comprador descubre que no cambiaron la correa de distribución y que hacerlo ahora supondrá un gasto de unos seiscientos euros, a riesgo de una avería aún más grave.
En otras ocasiones, el coche tenía hasta setenta mil kilómetros más que los que marcaba el cuentakilómetros Un informe de la RACC estima que entre un 5% y un 12% de los coches de ocasión que se venden en España tienen el cuentakilómetros manipulado. En febrero, por ejemplo, se desarticulaba en Navarra un comercio que trucaba los cuentakilómetros para vender los vehículos más caros. Estas manipulaciones pueden suponer hasta un encarecimiento del 100% del coste del vehículo.  
Otras veces lo que no funciona son accesorios del vehículo como la radio, el climatizador o los elevalunas, factores que han sido importantes a la hora de elegir el vehículo frente a otras posibilidades. También se repiten los casos de ruedas prácticamente desgastadas que el comprador tiene que cambiar nada más comprar el vehículo.

En establecimiento, garantía de dos años reducible a uno

Si la venta se ha realizado en un establecimiento, la garantía es de dos años, aunque las partes pueden reducirla a un año, una práctica habitual. Eso sí, sólo en los seis primeros meses se entenderá, a priori, que el defecto existía en el momento de la compra. El concesionario sólo podrá eximir su responsabilidad si demuestra que el defecto es posterior o que el comprador fue informado y aceptó esta circunstancia.
Entre particulares navarros, seis meses para deshacer la compra y un año para rebajar el precio
En las ventas con vicios ocultos realizadas entre ciudadanos navarros, el comprador dispone de de seis meses para deshacer la compra y un año para reclamar una rebaja en el precio del vehículo. Hay que tener en cuenta que no es sencillo demostrar la existencia de un vicio oculto, puesto que debe ser un desperfecto que ya existía en el momento de la transacción y que no estuviera a la vista del comprador, por lo que, habitualmente, para demostrarlo hay que solicitar un informe pericial.
Por ello, cuanto más tiempo pasa tras la adquisición es más difícil para el comprador hacer valer sus derechos. Si se quiere llegar a la vía judicial, hay que añadir la dificultad de que, a falta de otro criterio pactado, la demanda deberá ponerse en el domicilio del demandado y, si es de otra autonomía, no se aplicará el fuero navarro.

Revisar el libro de mantenimiento, asegurarse del estado del vehículo

Antes de comprar un coche de segunda mano, nunca está de más revisar el libro de mantenimiento y la tarjeta de inspección técnica, donde se podrá comprobar las revisiones efectuadas y las características del vehículo. Como pauta general, el comprador no debe dejarse apremiar por el vendedor y tomarse el tiempo necesario hasta asegurarse de que el estado del coche es el adecuado.
Siempre se puede solicitar un informe del registro del vehículo en la Dirección General de Tráfico.
Contrato de compraventa, DNI del vendedor, solicitud de cambio de titularidad y documentación del vehículo
En cualquier caso, si se compra el vehículo a un particular, es importante que el comprador se quede con el contrato de compraventa (o una copia), una fotocopia del DNI del vendedor, la solicitud de cambio de titularidad firmada por comprador y vendedor, y la documentación del vehículo (Tarjeta ITV, permiso de circulación y recibo del impuesto municipal).
Tras ello, se debe abonar el impuesto de transmisiones patrimoniales ante Hacienda, con ello solicitar cita en la Jefatura de Tráfico, abonar las tasas y aportar la documentación para cambiar la titularidad del coche.
Por otra parte, si usted va a comprar un coche nuevo, es muy conveniente que en el contrato consten todas las características y servicios del vehículo de forma detallada y el precio total y la forma de pago. Conserve las promociones a las que se ha adherido y las condiciones de la garantía comercial -si hay-. Debe plasmarse asimismo la fecha de entrega y las consecuencias de su incumplimiento.