Casos resueltos

« 1 2 3 4 5 6 7 8

DEBE 500 EUROS A UNA COMPAÑÍA DE LA QUE NO ES CLIENTE

Un asociado llevaba bastante tiempo siendo cliente de una compañía telefónica. En un momento dado, le llegó una oferta de otra empresa que le pareció interesante y solicitó la portabilidad. Sin embargo, en la nueva compañía no le permitieron darse de alta porque, según le dijeron, tenía pendiente una deuda de 515 euros, afirmación que dejó al asociado asombrado y sin poder dar crédito a lo que oía.

CURSO EN UNA ACADEMIA POR 2.000 EUROS

Una persona acudió a una academia porque había oído una promoción en la que ésta ofrecía cursos de muchas especialidades. Allí le convencieron para contratar un curso de “mantenimiento” en el que se incluía material didáctico, equipo informático así como la preparación necesaria en un curso con una duración de hasta quince meses. Para pagar el curso, que valía 1.980 euros, firmó un contrato de financiación con un banco.

LE COBRAN SETENTA MENSAJES CON EL MÓVIL DADO DE BAJA

Una persona perdió el móvil y, en cuanto se percató de ello, envió una carta en la que adjuntaba una copia del DNI y solicitaba la baja del servicio. Sin embargo, siguieron llegando a su domicilio facturas de la compañía, por lo que la afectada contactó telefónicamente con la empresa en varias ocasiones para insistir en la solicitud de baja.

LA REPARACIÓN DEL BAÑO SE ENCARECE TRES MIL EUROS

Un asociado sufrió una fuga de agua en su casa que afectó a varias partes del inmueble, de las que la más dañada resultó la correspondiente a un baño. Dio parte a su seguro de hogar, que le ofreció 792 euros para la reparación de los daños.

LE PIERDEN LA MONOALETA EN EL AEROPUERTO

Un asociado viajó a Mallorca a una competición de natación con aletas. Además, de la maleta en la que llevaba el equipaje para su estancia en la isla, llevaba otro bolso en la que transportaba una monoaleta Monofin, instrumento específico para este deporte, con su correspondiente funda.

DE TRES MIL A SEIS EUROS POR ERROR EN ELECTRICIDAD

Un asociado de Irache era copropietario de una bajera desde el año 2008. Aunque en el momento de la compra tenían un proyecto para el local, éste se truncó y desde la adquisición el local éste no tenía ningún uso. Sin embargo, en febrero llegó una factura de la compañía eléctrica de 3.010 euros.

300 EUROS POR UNOS SEGUROS NO SUSCRITOS

Una persona adquirió una tarjeta de crédito con la que pagaba habitualmente las compras y también extraía efectivo y realizaba ingresos de los cajeros cuando consideraba oportuno. Tras años sin ningún problema, llegaron a su casa cartas de la entidad financiera en la que le informaban de un crédito de dos mil euros así como unos seguros que la consumidora desconocía haber suscrito.

EL TELEFONO SE CONECTA SOLO A INTERNET

Un asociado solicitó en agosto la baja del contrato de tarifa plana de internet que tenía con una compañía y cuyo gasto era de quince euros al mes. En noviembre, al revisar sus cuentas, se percató de que le habían cobrado 419 euros, aunque no había llegado ninguna factura a su domicilio.

PRÓTESIS DENTAL DE 18.000 EUROS QUE GENERA MOLESTIAS

Una  persona acudió a una empresa de tratamiento odontológico, donde le presentaron un presupuesto para implantarle dos prótesis bucales. El precio de todo el tratamiento ascendía a 18.000 euros. La asociada aceptó la propuesta y se sometió a la intervención.

ENCIMERA BLANCA QUE ES AMARILLA

Una pareja asociada a Irache quería reformar su cocina, que ya tenía más de quince años de antigüedad y contaba con fallos y desperfectos como consecuencia del desgaste sufrido con el paso del tiempo. Tras comprar los electrodomésticos, se centraron en la encimera y eligieron una de cuarzo blanco.

« 1 2 3 4 5 6 7 8